Filosofía Don Vasco

Imprimir

Los retos propios de nuestras circunstancias históricas requieren que mantengamos la vista puesta en el origen espiritual de nuestra institución, la cual encuentra su fundamento en la persona de don Vasco de Quiroga y en los valores que encarnó. Como seglar y obispo, él se entregó en cuerpo y alma a la búsqueda de la plenitud del ser humano y al mejoramiento de las estructuras sociales.


Don Vasco de Quiroga desplegó una labor de promoción humana integral, centrada en los principios cristianos; supo crear las condiciones para que la persona, en un ambiente propicio, lograra perfeccionar sus capacidades individuales a través del trabajo honesto, creativo y organizado, visto éste como un medio de dignificación humana y no de explotación.

 

Todo ello se proyectó en una profunda transformación social y en la creación de nuevas formas de convivencia en las que se reconocieron las virtudes propias de los grupos sociales y se promovió un desarrollo pacífico y armónico de la sociedad. Inspirados en esta labor, queremos seguir animando nuestra obra.

| + -