Universidad Vasco de Quiroga

CEREMONIA DE GRADUACIÓN DE ALUMNOS DE DIVERSAS CARRERAS DE LA UVAQ.
Arquitectura, Ciencias de la Comunicación, Comercio Internacional, Derecho, Diseño Gráfico, Nutrició

21 de julio del 2018 02:24
Compartir en:
Compartir en Facebook Compartir en Twitter
21 jul

Morelia, Mich. 20 de julio de 2018. Esta mañana se llevó a cabo la ceremonia de graduación de los alumnos la Universidad Vasco de Quiroga (UVAQ), de las carreras de Arquitectura, Ciencias de la Comunicación, Comercio Internacional, Derecho, Diseño Gráfico, Nutrición, Optometría y Psicología.

Alumnos que concluyen sus estudios universitarios asistieron, con sus familiares y amigos, a la Misa celebrada en la Catedral de esta ciudad, por Monseñor Víctor Alejandro Aguilar, Obispo Auxiliar de la Diócesis de Morelia.

Posteriormente, en el Auditorio “Cesar Nava” de la UVAQ, se reunieron estudiantes, profesores, directivos para entregar el reconocimiento que acredita a los alumnos que están egresando como oficialmente graduados.

Diana Hasarel Ruiz Molina, alumna de la Escuela de Comercio Internacional de la UVAQ, con la representación de los egresados, fue la responsable de pronunciar las palabras de agradecimiento y despedida.

Dijo que la Universidad es una experiencia increíble que nos deja un legado para toda la vida; agradeció a Dios, a sus padres, a sus profesores. A sus compañeros les dijo que la grandeza casi siempre está reservada para aquellos que desean alcanzar grandes objetivos. Dijo: “Tú, solo tienes que poner tu ‘casi nada’, y dejar que Dios haga su ‘casi todo’.

Finalizó señalando que “no permitan que el ruido de las opiniones de los demás los desanimen” y que “si tienes firmes tus convicciones de trascender y una motivación lo suficientemente buena, hará que en el momento de la prueba salgan victoriosos”.

Posteriormente, se entregó un reconocimiento a los alumnos que obtuvieron las mejores calificaciones durante todos los años de estudio, de cada uno de los grupos que están terminando sus estudios; de Arquitectura, con un promedio de 9.5, Diana Saraí Ramos Valencia; de Ciencias de la Comunicación, con un promedio de 9.6, Vanessa Jazmín Torres Beltrán; de Comercio Internacional, con promedio de 9.8, María Guadalupe Cortes Medina; de Derecho, con promedio de 9.9, Sergio Bernal Tinoco, de Diseño Gráfico, con promedio de 9.4, Guillermo Eduardo Equigüa Cadena; de Nutrición, con promedio de 9.7, Alín Huerta Álvarez; de Optometría, con promedio de 9.6, Ana Karen Suárez Blancas; y de Psicología, con promedio de 9.9, Viviana Rocío Rivera Rentería.

Más tarde, el Rector de la UVAQ, Lic. Raúl Martínez Rubio, señaló, en su discurso de despedida que ésta es una ocasión especial. No sólo pare celebrar, sino para agradecer, que la gratitud es la habilidad de desarrollar la virtud de valorar la generosidad de los demás.

Citando a Werner Heisenberg, Premio Nobel de Física, el Rector Martínez Rubio dijo: “no caigan en la tentación de que el primer sorbo de la ciencia los vuelva ateos; al final del vaso, Dios te estará esperando”.

Les dijo a los muchachos que lo importante en su futura vida profesional es cómo hacemos la diferencia en la vida de los demás         , comprométanse a ser verdaderos agentes de cambio en beneficio del bien común.

Terminar la carrera, agregó el Rector, puede ser una fuente de orgullo y gloria persona. Sean humildes, les dijo, sin importar lo que ganen o lo que logren, vivan su compromiso no sólo de acuerdo con el título de sus conocimientos, sino en términos de amor y buenas acciones.

“Llegan al final de la carrera con las manos repletas de logros, llegan con el compromiso de ser personas nuevas, que se incorporan a la fascinante tarea de la ciencia; distínganse por su ética, por su servicio y por el respeto a la dignidad del ser humano, con ello, serán constructores de una nueva sociedad”.

Les dijo que el mundo de hoy parece que prefiere la senda de los antivalores y de la destrucción, se prefiere la guerra y el terrorismo para construir una paz raquítica, se prefiere apelar al individualismo y a los falsos criterios de excelencia, se prefiere el aborto a la vida, se prefieren los muros a los puentes.

Los animó a ir con fe y confianza en esta nueva etapa de sus vidas, que no están solos, está su familia, están sus maestros, está su universidad, pero desde luego, dijo, imploren al Espíritu Santo.

Por otra parte, Mons. Víctor Alejandro, en su homilía, dijo que hay que retomar el deseo de aprender, de prepararse; no solo en lo académico, sino ese deseo de ser grandes personas, tener nuestra vida llena de virtudes, nuestro corazón educado, ser personas de bien, que tenga un corazón comprensivo, misericordioso, como profesionista, ser una persona de bien para ti, para tu familia, para tu sociedad, para el lugar donde vas a trabajar.

Monseñor preguntó ¿cuál es la meta de una vida humana?: para nosotros, hermanos cristianos, la meta es hasta que lleguemos a la vida eterna, cuando el Señor te diga siervo bueno y fiel, porque fuiste fiel en lo que yo te encomendé en la tierra, pasa a gozar del Señor. Y terminar la vida con la conciencia de haber cumplido, con gusto, con entusiasmo, claro, con sacrificio, la misión que Dios nos encomendó en esta tierra.

Esa vocación es una manera de servir, de servir a Dios, de servir a tus hermanos; no es de servirnos de las profesiones, no nos vamos a titular para ganar dinero, sería una visión muy corta, muy miope. Nosotros nos preparamos para servir, para servir a Dios y para servir a tus hermanos, ésa es nuestra vocación, el servicio.

Terminó con ideas trascendentes: dale gracias a Dios por esta etapa de tu vida; su primer cheque dénselo a su familia; y tercer punto: pídele a Dios que te socorra, pídele salud; pero te dio dos manos, para que con una pidas y recibas y con la otra compartas.